jueves, 24 de julio de 2008

>> A la vejez, viruela

Está todo lleno de muerte y de mierda, podría estar todo lleno de paz y armonía pero no, ahora toca muerte y mierda. Cuando una toma una decisión la toma y debe tomarla con todas las consecuencias y yo en su día así lo hice pero esto ha llegado de pronto y no lo vi venir: me ha llamado Julio porque se ha muerto una tía mía, lo ha visto en las esquelas del País. aclaración nº 17 .

Por mí ella se puede morir siete veces si hace falta, me da igual, pero verle al Julio tan familiar y tan así me ha dado cierta lástima, yo no sé para qué ni de dónde se saca ese apego por algo que nunca fue suyo, y me asombra. Pero me cansa también, a partes iguales, por lo que como no dejaba el tema le he colgado esta vez también el teléfono.

Al rato me ha llamado otra vez y hemos estado medio discutiendo, se ha puesto tonto y he apelado a nuestra diferencia de edad, a mi no me puede venir hablando de ir al entierro o no se qué, yo a esa la tenía ya más que enterrada no me jodas.

A mi me gusta y mucho reirme, me estaría riendo toda la vida pero con esa mujer no recuerdo ni un solo instante de verme riendo con ella. Eso sí que es triste y no el que se muera. El Julio que solo la ha visto en foto, dice, y entiendo que llevará todo el día con ella en la cabeza, yo alucino.

Además, de ella no se puede llegar a heredar nada absolutamente. Tenía hijos y lo de la herencia va siempre hacia abajo, lo que no habrá hecho es dejárselo a su sobrina -la más chunga- y al sobrino -bastardo- que ni conoce, es imposible, que la jodan, y así mismo se lo he dicho a este porque esto es lo que pienso y él también lo que pasa que él es más sentimental y al oirme se lleva las manos a la cabeza.

Después tras colgar con él he estado pensando en por qué gente tan excepcionalmente guapa como Angel o Natalia tienen esa tendencia a juntarse con gente tan endeble como el Julio y no follan con gente como yo y qué malas son, a veces, las conclusiones. Y bueno, no he de engañarme a mi misma, también lo que me ha hecho colgarle es que me ha hecho hablar de nuevo del hijo de puta de su padre que no es otro que también el mío, me jode que pretenda remover lo que ya no me hace ni cosquillas siquiera, les pueden dar por el culo a todos, no quiero ver a nadie y los muertos, muertos están.

Nadie sabe lo jodido que es aprender a follar en tu propia casa ni hay forma de escribirlo. aclaración nº 26 .

3 comentarios:

golfa dijo...

Vida y muerte...
Por qué debemos apenarnos de la muerte de aquellos que ni siquiera nos aportaron una simple sonrisa?
Que siempre han sido lejanos, con los que nunca tuvimos nada en común, y encima tampoco respetamos?

Porque es políticamente incorrecto no hacerlo....

Hipocresía de nuestros días...

Besazos guapísima

S. dijo...

Aclaración nº 26:

"A las buenas soy muy buena pero a las malas la peor".

Yo odio los entierros y los hospiatales, obvio, como casi todos supongo, bueno no, que luego siempre están aquellos que les va la marcha de sufrir por lo que sea y se pasan media vida (o toda ella, depende) quejándose de esto y de aquello otro, pero en este caso iría al entierro de tu tía la prima hermana de la madrasta de Blancanieves (¿Cenicienta), más que nada para asegurarme que la hija de puta en cuestión está de una vez mordiendo tierra.
No sé.


S.

Clara dijo...

Todo es una mierda, sí. Esto y aquello también.

Mañana me largo de madrid con javier y sé que todo va a cambiar, sí, yo lo sé. Y fijate por dónde que me voy a ir de aquí intercambiando opiniones, quien lo diría, con dos mujeres. Una pista más para el cambio.

Si no fueseis así de zorras, porque lo sois, no estaríais por aquí y eso también lo sé.

Brindo con vosotras y con la Rotenmeyer o como se escriba, que me molaría a mi verla borracha.


En qué zorreas