jueves, 17 de abril de 2008

>> La chica de la curva

Si de algo estoy segura es que a no ser que yo me caiga por la terraza o que me envenene la vecina del 2A, algo así rápido y eficaz, de no sucederme algo así es seguro que Héctor se muere antes que yo. Me ha estado hablando del dinero que ha juntado en vida y del que no sé si me tocará gran parte, de eso no suelta prenda.

Está blanco y no por falta de sol sino por falta de futuro, no sé, no nos veíamos desde hace ya dos meses o así y parece que han pasado doce años, sigue con sus fetichismos y sus cositas y me parece bien que le guste lo que sea pero eso de jugar con los muertos ya es algo más bien jodido.

Me habla de la ley de dependencia elaborada por Astérix y da gracias a un cielo que no le espera, agradece llevar años ya pagando un plan de pensiones con caja madrid y a pesar de hablarme y contarme de todo esto y ser la situación que es y estar como está -postrado- y con cansancio de no hacer ni poder hacer nada, sabiendo como sabe que ya no pinta nada aquí por mucho que se empeñe en jugar al tute, él sigue y seguirá metido de lleno en el sistema que le va a matar antes de tiempo.

Esto es algo que no deja de asombrarme y todo ello junto o lo que es lo mismo, la situación por sí misma provoca en mi a la vez que una vocación absurda de enfermera, una porción más de antisociabilidad ya que llego a la conclusión que la mediocridad de algunos hace feliz a otros tantos.

Hace no mucho M.P. me hablaba, me preguntaba más bien acerca del por qué no me defino en mi propósito o en lo que busco yo en este tipo de encuentros, me indicaba que aproximadamente relato todo menos esto y él mismo se contestaba: quizá yo no quiera hablar de ello.

Bien, le contesté que muchas son las veces en las que no busco nada de nada y esto es cierto pero a su vez él tenía razón porque si en ocasiones me pusiera a contar los motivos de algunas de las cosas que hago llegaría a conclusiones que prefiero no tenerlas presentes, y uno de estos casos fue el reencuentro con Héctor y casi que prefiero no hablar más de la cita y no tener que explicar que he vuelto a chupársela y todo eso, aunque no se la he chupado yo, se lo hacía Belén y pudiera ser lo mismo aunque no lo es. aclaración nº 17.


12 comentarios:

Anónimo dijo...

Me apuré. Pensaba que era la otra encuesta.
He vivido 5 años en madrid. A lo mejor nos conocemos. Demasiada casualidad.

yogurin dijo...

Pues no es lo mismo que se la chupe Belen, no. Ahí tienes razón

Clara dijo...

VOLUPTÓN. ¿demasiada? no sé. Sí sé que sigues sin contestar a las preguntas que se te hacen.

YOGURIN. Antes venías por aquí sin chupete ¿qué tal se ve todo desde la más tierna infancia? me dices cosas que ya sé.

Anónimo dijo...

No sé lo que quiero. Es la verdad. Eres un rompecabezas.

Anónimo dijo...

¿ Que propones?

Clara dijo...

ENTIENDO QUE HABLO CON VOLUPTÓN. ¿del verbo proponer? ay pues no sé, si pasas por Alonso Martínez esta noche con algo, un poco solo, de casualidad nos encontraremos.

Voluptón dijo...

Si tu poderosa intuición florida ha puesto cara a voluptón me hago mormón.

W. Somerset dijo...

Hoy he estado leyendo a ratos todo lo que has escrito sobre Héctor. Quería tener una perspectiva bien amplia. Son cosas con bastante fuerza, las que te ha llevado a redactar Héctor. Y emocionalmente parece que siempre te dejan bastante tocada, reflexionando sobre la muerte. Puede que sea un buen cliente, pero te vuelve inestable como la nitroglicerina.

Veo que mantienes el cotarro en el blog animado. Tu cerebro siempre tiene hambre. Es guay.

Otras cosas:
-De este último texto, te diré que no sé quién es "M.P." Es un dato que puede ser importante para comprender el sentido absoluto de lo que escribes.
-Tampoco sé lo que es Cheba Zahouania.
-No contesto ninguna encuesta porque no encuentro nunca la casilla que se ajuste a lo que pienso. Pero no te preocupes, porque no es cosa tuya. Me pasa con todas las encuestas.

-De lo que me dijiste en La Habitación:
1.-Me encanta Enigma, no me avergüenza declararlo a voz en cuello. Yo tampoco entiendo ni papa de esa canción porque está en franchute.
2.-Dices que "te dejé con una incógnita". Ahora no caigo, así que te pediría que me dijeras cuál es. No tendré problema en contestarla lo mejor que sepa.
3.-Creo que encontraré el terreno neutral para hablar contigo cuando me decida a escribirte a tu correo.

Y en mi ciudad también llueve.

Y sigo con gripe.

Y escucho The Cure esta noche, ahora que ya he vuelto del puto trabajo.

Siempre a sus pies,
William S.

Voluptón dijo...

Bueno ya sé quien eres. ¿O lo intuyo? serás serás

Anónimo dijo...

EZCRITOR

Clara dijo...

VOLUPTÓN: Tampoco has leído la aclaración 16 y así no se puede.

Y no, prenda, aquí lo de las adivinanzas no es, aquí solo clarividencias.

¿quién dices, yo??? ¿me tengo que reir o qué hay que hacer?
Pero fíjate qué "casualidad" más grande que sé quien es Ezcritor, la Z también le funcionó al zorro y a zapatero pero la clase la tengo yo, él ha hecho un video de una gilipollez muy grande para el 20min ¿o no?

Clara dijo...

SOMERSET. Ayer yo pensé en ti, fíjate qué cosas. ¿siempre eres tan majo, o solo conmigo, o solo los jueves o cómo?

Muchas gracias, suena a piropo.

Otras cosas:
-ahora no recuerdo cómo se llama pero son sus iniciales y como no he vuelto a saber de él no me pareció bien citarle tal cual.
-los clarinetes son eso: dichos, dimes y diretes, aquello que siempre se oye y/o está más que escuchado, lo dejé ahi en el sidebar porque eso se llama sidebar y cuando escribí estaba escuchando a Cheba Zahouania, me gusta, lo escucho a menudo.
-vaya hombre, con la cantidad de posibilidades que hay, a otra vez te pongo una respuesta solo para ti.

*De lo que te dije allí o aquí:

2- Dijiste textual "me siento....no sé" y te repliqué que sí sabías. Y hasta hoy.
3- vale, yo mientras neutralizas me voy acomodando.

Y te sigo imaginando sin paraguas.

Y me gustó la nitroglicerina.

Y yo tengo que escribir y no sé cómo hacerlo.

No te agaches tanto,
Clara.


En qué zorreas