domingo, 6 de abril de 2008

>> La repolla

[ convendría leer antes En Villaviciosa tenía que ser ]

aclaración nº 7

La polla del año y yo hemos vuelto a degustarnos mutuamente, estaba deseando de nuevo encontrarse conmigo y yo con ella. Este, Eugenio, nos dejó solas prácticamente todo el tiempo, una gozada, he vuelto hace un rato en el metro.

La verdad es que estoy de suerte, podría estar casada y bien casada haciendo hijos por ahí y no, pasó unas horas conmigo. Estuvimos en casa de su madre un buen rato, la mujer pesadísima con que no venda ahora el piso y no se qué, de alli nos fuimos en taxi a su casa y en el camino ya me dijo que me la llevara a la boca.

Yo por ella hago lo que haga falta hacer y así lo hice ante la mirada rara del taxista aunque no sé de qué se extraña, él en mi lugar seguro que haría lo mismo. Nada más entrar al ascensor pulsa el número y pegándose a mi con ella me dice sonriendo que no me imagino las veces que nos piensa ahí a los tres subiendo a su piso, y me cuenta que va y viene a su casa cuatro veces al día y yo me río con ella y pulso de nuevo al bajo para tardar más en llegar.
.
El ascensor para nosotras tiene algo que no tiene su casa, puedo verla por dos veces, una en vivo y otra a través del espejo. Desde aquí mi más profundo agradecimiento a Otis Ascensores. Cuando subimos esta vez no la importa que la vean en el descansillo, estaba todo más que pensado, abre al primer intento la puerta con su llave y pasamos. Me quiere contra la pared del pasillo y allí me tiene.
.
Juega conmigo muy guarramente al rato en la mesa del salón, no se decide por qué camino entrarme y él por su parte pone interés en participar también y viene un momento con su lengua a acabar de decidirlo, me invita a voltearme y de este modo me deja sola con ella abrazando mesa.
.
Ella justamente ahí se siente cómoda y yo la recibo encantada así que las dos tan felices aunque hoy apenas tengo tiempo de pensar en ella, tengo cosas que hacer y algo de prisa, he quedado para mañana a mediodía, me van a pagar por una especie de entrevista o algo así y si nos apetece echamos un polvo, esto no lo hemos cerrado en precio, ahora en un rato me meto en la cama.


5 comentarios:

W. Somerset dijo...

Jo... siempre hubiese querido tener una superpolla que despertase admiraciones de esta guisa. Mas habrá que conformarse con lo que la genética me ha dado.

A veces parece que respiramos sincronizados, y tiene su cosa. Has colgado esto justo mientras estaba pensándome qué contestarte a tu visita por mi habitación y a lo que me dijiste en el anterior texto tuyo... Y creo que lo haré en mi habitación, tal vez cuando esté menos espeso que hoy. Allí estoy más cómodo y no tengo que estar midiendo lo que escribo por miedo a tu censura! :)

Lo que sí te anticipo es que del "guapo", no pienso decirte nada más.

Ya contarás eso de "la entrevista". has dejado intrigados a tus lectores.

Southmac dijo...

Suave relato. Me ha gustado lo de "la polla del año", jajjaja. Eres puro optimismo.

Clara dijo...

SOMERSET. No recuerdo haber dicho nada de tamaño, yo me refiero a la estética.
Me pasaré a leerte, abriste mi curiosidad y no sabía yo que tomases esas medidas conmigo, bueno es saberlo.

Laocoonte dijo...

Hostia, Clara, estética? Entonces pregunto: cómo debe ser una polla estéticamente para ser la polla del año en tu opinión? Color? Proporciones?

Clara dijo...

LAOCOOONTE. Me gustó y mucho esta, en su conjunto. No blanca. No flácida. No perezosa. Me gustó tanto quizá por la predisposición y lo que apuntaba, la caña.


En qué zorreas