lunes, 29 de octubre de 2007

Hoy es diferente

Mi cita del viernes es una guarrería, estuve con una especie de pervertido con unos ojos preciosos. Hacía ya años que no me encontraba en un botellón, estuvimos en unos portales por la calle Fuencarral y terminamos moviéndonos por malasaña. Compraron una botella de vodka para mi sola, la cosa consistía en aparentar mi apareamiento con Jorge delante de sus supuestos amigos, a los diez minutos me di cuenta que me confundí al elegir esta cita, este no era más que un imbécil que vacilaba a los amigos de los polvos que no echa. Y ellos, que tampoco deben follar mucho, se lamentaban de su suerte y brindaban por la buena de su amigo. Toda una estampa, vamos. Y sus ojos, preciosos.
.
Me metía mano en cada conversación, me lo hizo con los ojos varias veces a lo largo de la noche que en realidad no creo que fuese más allá de dos-tres horas, el vodka entraba y salía en su punto exacto de mi ebullición, en una de mis idas al baño se vino conmigo, aún debía entrar una chica, delante, reimos, no se de qué, se pegó a mi, y yo a la pared, me susurró que quería hacérmelo ya. Rei de nuevo. Apuré el vodka que llevaba, le sugerí me pidiera otro y volviera, me miró, miró la puerta del baño y volvió a mirarme, y salió sin decir más tropezándose con otra chica que justo entraba. Me giré hacia la chica que me precedía, le pregunté divertida,

-oye, ¿tú crees que este es virgen?

Me miró como quien mira a un loco.

-yo paso ... estás muy puesta-

Me giré al espejo, todo estaba bien, tenía la misma cara de zorra que siempre, de nuevo la volví,

-no lo sabes muy bien-

Cuando Jorge volvió con el vodka ella ya estaba dentro. Me hizo girarme con él y mirar ambos el espejo

-esta noche vamos a pasarlo bien ¿eh? -

Me acerqué al espejo con él y mirándolo le solté

-¿tú te has metido algo?

Me miró como quien mira la puesta de sol

-no me meto coca desde hace más de dos meses, estoy de puta pena pero hoy es diferente-

Me miré de nuevo en el espejo. Hoy es diferente: una paranoia. De pronto, la cara de la chica frente a mi, ya sale, vuelve a mirarme como quien mira a un loco y siento la lengua de Jorge en mi boca y su mano amenazando mi camisa, paso dentro sin desprenderme de él que me sigue encendido. Se ofrece muy caliente y me gusta, cierra, cojo su cinturón con ambas manos, lo desabrocho, se pega a la pared sin rozarme como entregado, mientras no deja en un solo momento de besarme, me sigue gustando, me deja hacer, él me tiene cogidos los pechos mordiéndome el labio y mirándome como quien mira una puesta de sol me dice

-déjame que te la meta-

Le beso y de nuevo me muerde y de nuevo le beso, se ayuda de una mano, no puede, de otra, tampoco, me sigue gustando, le ayudo, yo misma le llevo dentro, pero no, tiene la polla totalmente flácida enfundada en un condón que insistió en ponerse.

-no puedo ... no puedo ... es que he bebido mucho, por eso me pasa esto-

Le beso, le beso y se aprieta a mi y me muerde de nuevo. Seguimos tomando copas en otros sitios que ni recuerdo, nos despedimos de esa gente en el dos de mayo, seguimos andando, me dijo entonces que lo que realmente quería es que se la chupara, eso no estaba acordado, me hizo gracia

-hoy es diferente, hoy tocaba otra cosa- así mismo le solté

Y me miró muy así y entonces pensé que no me importaría encontrarme de nuevo con semejante imbécil pero tan simpático. No entiendo por qué un tío no reconoce que es virgen, me niego a creer que le pasase eso por haber bebido, me inclino a pensar que era virgen, o ese día era realmente diferente tal y como dijo y no me enteré de nada, pero hacía años que no estaba en un botellón y que no me mordían el labio de una forma tan así. Ayer domingo también estuve zorreando por el centro pero no me apetece nada escribir y tengo que depilarme.

13 comentarios:

DavidSara dijo...

Lo de "estar zorreando" suena genial y te lo voy a copiar.

renfield sonia dijo...

Es posible que tu voz suene un poco melancolica ultimamente?
Conozco bastante los efectos de la bilis negra aplastando mis venas, y los tiempos del vertigo y de la inocencia que nunca termina de perderse por mucho que lo intentemos; y ese alcohol o las luces que parpadean y que no consigues volverte insensible del todo...
Acabo de ver una pelicula que trataba de un tipo que creia haber perdido algo muy valioso en su infancia, y ese suceso habia marcado el resto de su vida. A partir de entonces esa idea le obligaba a perseguir una idea de normalidad para compensar su sensacion de desequilibrio existencial...
Al final se descubre que todo habia sido un inmenso error, y que su lucha constante por no ser diferente era lo que habia convertido su vida en una farsa aberrante... Extrano verdad?
De todos modos la peli no merecia mucho la pena...

Por cierto, ese tipo parecia un capullo a secas... su virginidad o no es un asunto que carece de importancia...

Clara dijo...

Renfield: No se, es posible, pero no quiero entrar ahora a analizarlo, creo que me da exactamente igual; me encuentro bien.

renfield sonia dijo...

Vaya, creo que esta vez sone un poco oscuro... no quise deprimirte... supongo que estaba influido por la pelicula que acababa de ver...
En fin, te puedo sugerir que compartas esas elipsis que sugieren como te mimas?
... suenan interesantes e intensamente intimas...

Clara dijo...

Renfield: se aceptan sugerencias pero creo que no entendí bien, no entiendo a qué mimos te refieres.

renfield sonia dijo...

Solo era una manera de introducir los asuntos intimos a los que te debias el domingo por la noche y que te iban a apartar del teclado... y de cambiar de tema tambien... ah, el maravilloso mundo de la depilacion! Yo no tengo ese problema, la pubertad se salto una generacion y me paso por algo, asi que puede que algun dia tenga un hijo-mono que pueda hacerse trenzas con el bigote... el unico pelo que me crece bajo la altura del cuello esta en sitios donde pasa desapercibido.... ejem, quizas este dando detalles innecesarios, era a ti a quien queria oir hablar de eso!

Clara dijo...

Renfield: hubiera esperado que se tratase de cualquier otra cosa excepto de esto que me cuentas.

renfield sonia dijo...

Ja ja... ya me lo imagino, era parte del juego, pero ya te comente que me interesan mucho mas las cosas que solo te pertenecen a ti... (y esto lo digo sin ningun matiz psicopata vale...) lo otro estoy seguro de que ya lo aclararas cuando los caminos de la noche no te lleven mas alla de tu habitacion. Y que la doble intimidad que habita donde se cruzan tus piernas le de verdadero sentido a la palabra mimarse...

Clara dijo...

Renfield: ¿aclarar? si te refieres (me diviertes) al tema del gatillazo para mi tiene cierta importancia y la virginidad y esas cositas creo que ya expliqué en un principio que es algo que me llama mucho la atención, de hecho, me gustan ese tipo de hombres tan así, como también me gustan estas conversaciones contigo.

renfield sonia dijo...

Ay madre... el tema del gatillazo... ni habia pensado en ello... pero ahora que lo dices no es la primera vez que una chica como tu me comenta el tema... (y por chica como tu me refiero a independiente y con cierto nivel de exigencia a la hora de recibir en ua relacion sexual)... yo les suelo replicar que ahora tambien hay mas mujeres que se quedan calvas! En fin, entiendo que puedas agobiarte, pero esas cosas pasan, puede ser por nervios, o puede ser porque para algunos asuntos necesitas cierto nivel de intimidad y de comunicacion...
a veces el sexo no es solo sexo y simboliza otras cosas... y en cierta manera te obliga a mostrar tu vulnerabilidad (al rechazo, al deseo) y creo que eso puede influir en que tardes mas de lo normal en dejarte llevar...
En fin... y al tema que me referia es al de los mimos... entre las piernas!

Clara dijo...

Renfield: No dejas de sorprenderme y eso me gusta mucho. Te debo una, a la sensibilidad del hombre no la había yo considerado mucho ahi, me diste una rosca a un pensamiento, me gustó.

renfield sonia dijo...

Ahora te dare otra: una situacion de represion sentimental puede significar egoismo... no aceptar la necesidad de otra persona... sabes, puede ser perturbador encontrarse de repente con que hay algo en uno mismo que escapa a nuestro control, ver al otro como un intruso y a la vez desear estar con el...ups, me tengo que ir... en todo caso creo que empezaba a ser aburrido... un besito donde quieras...

Clara dijo...

Renfield: No me aburriste no, al contrario, me dejaste una perspectiva que te agradezco, me resulta un tema muy interesante. Aún no se cómo hacer con el blog por lo que no tengo claro si llevaré a cabo tu petición o no.


En qué zorreas