lunes, 22 de octubre de 2007

Novela en el centro

aclaracion nº 7

Estuve el sábado en un barrio que apenas conozco, Argüelles. Me había citado a las dieciseis.h, llegué un ratito antes por lo que me metí en el corte inglés de la calle Princesa. Encontré un abrigo precioso, de cuero negro que he de conseguir de la forma que sea, es carísimo.

Había quedado con un tio que dice ser escritor, me explicó previamente por teléfono que para su novela necesita narrar un polvo con una chica de mi clase y que no optó por un club pues tiene cierto pudor y no quisiera encontrarse con algún conocido, yo no precisaba de indumentaria concreta y esto era un alivio, últimamente no soy Clara. Me recibió muy cortésmente en la puerta y me hizo pasar a una sala enorme en la que todo estaba como cabía esperar, muy desordenado. La gente que lee tiene el mundo en la cabeza. Me habló de lo adecuado de mis honorarios pues nadie está para perder el tiempo y me hizo firmar a su entrega un recibo que dijo entregaría a su editor para recobrarlo como gastos de investigación.

Mientras se acomodaba frente a mi en el único sillón de la sala me comunicó que la novela comenzaría cuando yo me quedase completamente desnuda. Yo le escuchaba atenta, fantaseé con mi educador del instituto al que me recordaba él por momentos, parecía el señor de la moral con su base y su fundamento.

Comencé a follármelo con los ojos mientras él divagaba sobre la conveniencia o no de que pasásemos a una habitación. En una ojeada contemplé lo señorial de la sala, me gustó mayormente el acabado del techo de escayola. No me resultaba del todo atractivo pero encontraba morbosa la situación, me hizo saber que no tuviera ningún reparo en aportarle ideas de parecerme conveniente, se levantó avanzando hasta una de las mesas y regresó con bolígrafo y carpeta. Se sentó de nuevo proponiéndome beber algo, al retirarse para ir a por los vasos sugirió que fuese quitándome la ropa. A su regreso yo estaba completamente desnuda en la misma silla en la que me había dejado. Me acercó mi vodka y retiré sutilmente una gota que resbaló del vaso a mi pecho de forma que tuve sus ojos en mi índice.

-A Gabriel esto que haces le da mucho juego - me espetó
-¿quien es Gabriel?
-el personaje de la novela, te acuestas con él, nunca ha estado con una de vosotras.
-¿y usted, usted ha estado?

Sabía de antemano que no. Al saber que él, como autor, no pensaba tomar parte me hizo interesarme aún más por él. Comentó lo precipitado de mi desnudez preguntándome el motivo a lo cual contesté que solo lo hacía así con los que me gustaban. Pidió me quedase en ropa interior. Eso hice. Me indagó acerca de cómo me percataba de la virginidad de un cliente si este no me decía nada al respecto, le expliqué gustosa y que esos para mi eran clientes especiales, que los trataba con mayor delicadeza pues despertaban en mi pena y ternura al mismo tiempo.

Me apliqué en explicarle las diferencias entre una puta y mi profesión y acto seguido tomó unas notas en completo silencio. Me habló de los riesgos existentes en cuanto a seguridad e integridad física y yo le relativizaba cada uno de sus apuntes con una soltura asombrosa. Me hizo hablar del spray que siempre llevo en el bolso, de mis cambios de nº de móvil, de mi indiferencia total ante según qué tipo de muerte, de mi reconocimiento como mujer estéril con tan solo quince años, de mi familia me negué a hablar, le indiqué que para el guión no creo que fuese imprescindible.

Se llegó a sentir algo incómodo después que me hizo enumerar de una forma no concreta las solicitudes de algunos clientes, pude notárselo y eso me gustaba mucho. Él no era capaz de concebir el verme envuelta en según qué situaciones. No comprendía, por ejemplo, el que dos2 amigos de esta ciudad opten con cierta frecuencia por contratarme, decía encontrar más lógico el que cada uno de ellos pasase la noche con dos chicas, tuve que pasar a hablarle de variopintas fantasías, tema que le hizo levantarse y traer más alcohol y sacarse la americana tirándola sobre la mesa. Me preguntó sobre mis sentimientos cuando el cliente me resultase repulsivo contestándole con otra pregunta

-¿acaso crees que me acuesto con cualquiera? hay quien se chupa ocho horas diarias en una oficina o catorce sirviendo copas a unos sesenta hijos de puta que no quieren ligar con ellas y yo me chupo dos pollas en una tarde y gano más que ellas en veinte días, a mi no me folla nadie que yo no quiera, soy la jefa de todo esto.-

Y entonces dijo cosas preciosas del amor y del mismo deseo. Me hizo sacarme el tanguita, pidió que me masturbara y le fuese diciendo lo que pensara, en voz alta. Fue entonces cuando le pedí que soltara su carpeta despacio, muy despacio sobre la mesa y que bebiera el resto de whisky de su copa, que me ponía muy caliente el verle tan frío conmigo, que quisiera arrancarle la camisa y que me mordiera la barbilla. Comencé de este modo a mojarme mientras seguía haciéndome un solo espléndido y tenía de nuevo sus ojos en mi índice el cual me llevé a la boca.

Había salido todo perfecto, me lo había puesto fácil y ahí le tenía delante de mi sacándose el pantalón con sus ojos fijos en mi, que le esperaba. Ya desnudo bebió a tragos el resto de su whisky y comenzó a pajearse al mismo tiempo. A mi me tenía totalmente empapada. Se me acercó y ambos fuimos intercambiando jadeos hasta que él se retiró llenando la alfombra de lefa. Es de los que se rinden en un primer asalto.

Salí de alli completamente aturdida y medio borracha también, me fui en metro al Bar la Playa en busca de Guillermo pero no lo encontré, tenía el día libre. Apagué el móvil y al llegar a casa me hice otro dedo en la ducha pensando en qué me encontraré mañana que he quedado con alguien en una parada de autobús en la calle Santa María de la Cabeza, pegadito con Atocha.

9 comentarios:

DavidSara dijo...

El comentario de la factura es un dato muy interesante, y a tener en cuenta.
El final fue precipitado.Mala suerte. Pero a veces nadie mejor que uno mismo para ponerle la guinda al final del dia.

Yo-X dijo...

Una vez conoci una chica asi... era accesible para todo menos para lo q yo keria q lo fuese... tienes mucho talento, muy bueno para escribir historias!! sean reales o no, muy bien escritas estan! me gusta, te seguire visitando!

renfield sonia dijo...

Esta situacion que describes en la historia me recuerda a algo.... hum, ah, ya se, si es tu propia vida, pero al reves!
Por cierto, hay algo que no te excite? Podria darte un par de ejemplos... tipo, follarse al paleto que insistia en llamar jose luis al senor carod rovira, o follarse al mismisimo carod! o ya que estamos, que te parecen dos hermanos gemelos enanoides que gobiernan un pais pseudofascista... no mola mucho verdad, sobre todo porque puestos a joderte por lo menos que sea cobrando...
Has visto Black snake moan? Si te gusta puede que la vea... un saludo, por cierto, me parecio interesante el detalle de la factura y el de la esterilidad, creo que le anaden esperpento y profundidad a tu relato... sigue por ahi porfavor!

Clara dijo...

davidsara y renfield: no existe tal factura, se trató de un recibo que no es lo mismo pues yo no declaro ingresos a Hacienda.

Renfield: tú sigue también así que me haces reir con tus cavilaciones y no conozco esa película en el caso de que se trate de una película.

Renfield dijo...

http://www.moanmovie.com/

Anónimo dijo...

umm,
oye niña, hay alguna manera de contactar contigo???
te dejo mi mail: sergio.morloc@hotmail.com

Clara dijo...

Anónimo: He dejado acceso por email en mi perfil, dependiendo de lo que se trate me reservo todos los derechos: admisión, cancelación etc (ya dije que por el momento no tengo pensado citarme por aqui)

Renfield: Ya he visto la presentación de la pelicula, no creo que me guste pero si llego a verla ya te diré algo al respecto.

Renfield dijo...

ok, por lo que he visto la peli tiene que tener alguna escena bastante sexy, en cuanto al contenido... tampoco me interesa demasiado... sino, probablemente no te estaria pidiendo que fueses mi conejilla de indias... en todo caso supongo que pense que venia al caso..

renfield sonia dijo...

upsss, dos veces el mismo comentario??? borra al menos uno por favor! no me di cuenta de que se habia mandado y pense que lo habia borrado... ejem... asi queda muy raro


En qué zorreas