lunes, 5 de noviembre de 2007

Toledoando

aclaración nº 7

Eso de visitar los cementerios en estas fechas es como ir a la feria. He pasado el fin de semana en un pueblo minúsculo de Toledo, imagino que allí tendrán internet unas veinte-treinta personas, recuerdo el nombre del pueblo, no lo diré. Tengo nueva tarifa para este tipo de eventos que aún no me había surgido el acudir a ninguno. Mi trabajo consistía en acompañar a un viudo al pueblo para intentar celar a la cuñada, vamos que la hermana le gustaba y le gusta bastante más que la muerta. Por lo que vi tras el cristal de la lápida, gemelas no eran.

Me hizo escoger los crisantemos más bonitos que encontrase en el cementerio de S. Isidro ahi en carabanchel y desde allí accedimos a la A-cinco. En el pueblo recordé a mi abuela, me acordé de Guillermo en un bar de loterías y pasó el tiempo más lento, pensé que nunca anochecería.
.
Este, Jesús, había dejado el pueblo hace cinco años tras morir la muerta, en Madrid no vivía, pensando y pensando pasaba las horas y los meses pagando una hipoteca de tres cuartos de sueldo. En el pueblo tenía una casa de puta madre, con su huerto detrás y delante la plaza, toda ajardinada, preciosa. Atrás, la sierra, toda llena de pinos, llené mis pulmones. Vive la vida hecho un desgraciado y me mostré melosa.

Comimos en un bar, después fuimos a su casa y allí visiblemente nervioso me explicó que la cuñada y el marido pasarían a tomarse una copa, se apresuró a enumerarme una serie de cosas que yo debía saber, allí todo el mundo estaba muerto o le quedaba poco. No tenía vodka, me sirvieron una copita de anís. Estuvieron poco rato. No entiendo qué ha visto en esa mujer pero le cambia la cara si la tiene delante. Se marcharon y enseguida se fue al baño a mirarse en el espejo
.
-¿cómo he estado? ¿crees que se lo ha creído? ¿la has visto mirarme, cómo me mira?

Al cabo de media hora, más relajado, juega con mi rodilla, dice que yo he estado muy bien y que incluso había imaginado que estaba conmigo y le gustaba, que ya que estábamos solos podíamos hacer más cosas. Hacía mucho tiempo que no follaba haciendo tanto ruido, se dejó hacer, me gustó cabalgarlo y que empuje con tanta fuerza, me hizo preguntas originales como si yo a todas las horas del día estaba cachonda o si era él que se ponía cachondo solo con verme, que me veía muy niña tambien dijo y que era como follarse a su sobrina y eso estaba mal pero a la vez le ponía mucho.
.
Habló tanto que de nuevo comenzó a hablar de ella y del marido y de nosotros y del anís y comenzó a excitarse de nuevo y esta vez me la metió hablándome, que quería comprobar que estaba igual de caliente que antes, que había estado muy bien y había pensado en cosas, que él en Madrid estaba muy solo, que se ponía cachondo con verme y ver que puede follarme pagando, que le gusta mi culo -esto lo dice mientras me lo aprieta con ambas manos- reimos, esto no le hace frenarse, no, desliza un dedo a mi clítoris el cual localiza enseguida y ambos se gustan hasta el punto que alcancé lo que hacía ya quizás un año no me ocurría, un orgasmo con simple y dura penetración. Una vez comenzó a acariciarme yo toda era líquido.

Ha quedado en llamarme, y para que así sea en la parada de autobuses de madrid donde le despedí le engañé llevándomelo a los aseos y allí le hice una mamada como nunca en su vida, de gratis.

12 comentarios:

renfield sonia dijo...

Tu historia de hoy es alucinante clara, la espera ha merecido la pena!

Carlitros dijo...

joer clara, eres una cochina... oye una cosa, si el tio te gusta y todo el rollo, y te lo pide, te lo tragarias todo???
Un saludo.

Clara dijo...

Carlitros: Bueno mmm he de decir que es algo que no me piden habitualmente (no es broma) pero si el tio en cuestión me gusta mucho, no hay problema. Si me gustara como me gustó Jesús, el de este post, sí. De ser otro, no lo sé, no hago nunca nada que no quiero.

renfield sonia dijo...

Ay madre, poco te puedo decir a tu ultimo comentario... a mi personalmente el tema de tragar... siempre me ha dado un poco de grima... como una humillacion innecesaria... aunque tengo una teoria al respecto... eres turbadora como siempre milady...

Clara dijo...

Renfield: ¿por qué lo ves como humillación y no como entrega?

renfield sonia dijo...

humm... supongo que porque no es algo placentero en si... y que el placer se deriva del morbo... pero si lo pienso mejor en el sexo casi todo es asi... ay chata, eres muy generosa con tu sexualidad y a veces me abrumas... creo que por lo menos a mi me daria verguenza hacer eso... tendria que estar muy muy excitado...
tu punto de vista sigue siendo tan interesante como siempre y hoy he aprendido algo mas (no se para que me va a servir pero... joder, ayyy, me pones nervioso!)

Clara dijo...

Renfield: y tú cada vez me vas gustando más con estas cositas.

renfield sonia dijo...

ufff... que alguien abra una ventana o algo... que calor no?...

Clara dijo...

Renfield: ¿y lo bien que me entretienes, qué? Tú y tu calor, a lo gatuno, podeis salir a dar una vueltecita por el tejado, puede que eso te temple. No quiero abrumarte, pero así te puedes hacer una idea del nivel que puedes alcanzar y de las posibilidades que ofrece (parafraseándote)... ¿oyes la risa?

renfield sonia dijo...

la oigo, la oigo, pero yo solo me subo a los tejados si voy acompañado de una gatita, chata...

Clara dijo...

Mírale qué majo!

Amanecer vacío dijo...

Funerales, sexo, curiosidad, pueblos enterrados en secretos y caseríos familiares... un cóctel extraño para días extraños.

un saludo.


En qué zorreas